Sign up with your email address to be the first to know about new products, VIP offers, blog features & more.

¿Qué es un embudo de conversión y cómo optimizarlo para mi eCommerce?

¿Qué es un embudo de conversión? Cuando hablamos de un embudo de conversión hacemos referencia a un término utilizado dentro del marketing online. Está relacionado de manera directa con todos aquellos objetivos o metas que nos marcamos cuando arrancamos una tienda online, un blog o web, que tiene carácter comercial.

El embudo de conversión nos servirá para que midamos todas las diferentes etapas o fases que deben dar las personas que visiten nuestra tienda o web online hasta que consigan cumplir uno de los objetivos que hemos marcado. Por ejemplo, realizar el registro, visualizar todas las secciones de nuestro blog o finalizar la compra de un producto.

¿Para qué sirve un embudo de conversión?

La primera utilidad que tiene nuestro embudo de conversión es que nos aporta un dato que es fundamental y es saber cuántas usuarias y usuarios perdemos en cada una de las etapas que hemos definido para cada meta que nos interesa. Es importante ya que muchas personas son anónimas a no ser que se registren, y no hay manera de registrarlas si no es a través de una herramienta como esta.

Por otro lado nos aconsejará en la toma de algunas decisiones dentro de nuestra web o tienda online. Decisiones como, por ejemplo, en qué fases debemos poner mayor empeño para que las usuarias y usuarios se queden y no abandonen nuestra web.

También nos ayuda a localizar errores dentro de nuestra tienda o blog online, a la vez que nos permite realizar áreas de mejora donde las propias personas pueden dejar sus opiniones e incluso ideas.

v

Por último, el embudo de conversión nos ayudará para averiguar en qué instante las usuarias y usuarios ven algo, se aburren o simplemente abandonan la tienda o web. Estos datos nos ayudarán para saber qué debemos mejorar, por ejemplo, si hay un alto porcentaje que abandona mientras realizan una compra puede que el proceso sea muy complicado y debamos revisarlo.

¿Cuáles son las fases de este proceso?

Normalmente se utiliza el embudo de conversión diferenciando 5 etapas o fases que pueden ser adaptadas según las necesidades de cada tienda, web o blog online y de la persona que lo lleve a cabo.

Las etapas de forma simple son las siguientes:

  1. Adquirir: Nos interesa que nos conozca cuantas más personas mejor, por lo que durante esta fase lo que haremos será hacer que nuestra marca se conozca a través de todos los medios posibles utilizando las maniobras de marketing online que estén a nuestro alcance: difusiones en redes sociales, generar contenidos webs, optimización con SEO, etc.
  2. Activar: No sirve de nada atraer a muchas personas si después no mantenemos su interés y no nos ganamos su confianza, así que activemos a nuestra audiencia.
  3. Retener: Debemos conseguir que nuestras usuarias y usuarios pasen todo el tiempo posible y más en nuestra web y no en otra. Esto se consigue a través de registros, seguimientos, correos de agradecimientos, etc.
  4. Vender: Esta es, sin ninguna duda, la etapa más importante y más gratificante: debemos convertir a la audiencia en clientes.
  5. Recomendar: Conseguir que nuestros clientes se sientan satisfechos, vuelvan a comprar y nos recomienden.

Sin comentarios aún.

¿Qué piensas?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.